¿Cómo funciona el sistema de karma?

La cuestión más importante que debes comprender es que el karma es un reflejo de tu historial de combate reciente, y que a medida que cambie ese historial también lo hará tu puntuación de karma. Esto significa que con cada partida nueva se elimina la valoración de la más antigua (junto con su karma) de tu historial, para bien o para mal.

Teniendo esto en mente, puede suceder que juegues una partida sin votos positivos ni negativos, pero que se elimine de tu historial una partida en la que abandonaste o hiciste AFK, lo que provocaría que tu puntuación de karma aumentara. Del mismo modo, si en la partida eliminada hubieras tenido muchos votos positivos, tu puntuación de karma también disminuiría.

También es importante ser consciente de que no todos los votos tienen la misma importancia. Muchos tienen un valor inferior si se usan de forma demasiado generosa, mientras que otros necesitan confirmación por parte de otros jugadores para tener validez absoluta; esta medida tiene el objetivo de impedir que se abuse de los votos para subir o bajar el karma de un jugador de forma artificiosa. Abandonar partidas o hacer AFK puede dar pie a una penalización de karma por parte del sistema con todas sus consecuencias.

Cuando el karma llega a un nivel bajo, se envía una advertencia, y si sigue bajando provocará un bloqueo temporal. Cuando este finalice, la puntuación de karma y el historial de partidas se reiniciará, pero los futuros bloqueos serán de una duración mayor.

Si tu karma alcanza un nivel muy alto llegará a karma genial ¡y obtendrás una bonificación de gloria después de las partidas!